Anterior
Siguiente

La idea inicial de este lugar fue dada por el rey Federico Guillermo IV de Prusia en 1841, quien quiso crear un barrio dedicado al arte y la ciencia, que posteriormente sería lugar de varios museos que hasta el día de hoy ocupan la totalidad de la zona norte de la isla.

El fin de crear estos espacios era mostrar al pueblo en general las más importantes manifestaciones artísticas de las familias nobles más renombradas, haciendo público el conocimiento del arte.

La Isla de los Museos, o Museumsinsel en alemán, así como indica su nombre, es una isla en la que se encuentran ubicados una buena cantidad de museos que son de gran importancia y gozan de bastante popularidad, siendo uno de los lugares más visitados en Berlín.

El Museo Antiguo de Berlín, así como lo indica su nombre, es uno de los museos más antiguos de la ciudad; fue construido en 1828 y está ubicado a espaldas del Castillo de Berlín, que actualmente ya no existe. Tenía por objetivo albergar cuadros de los distintos castillos así como también de colecciones privadas.



En la capital de Alemania, Berlín, existe una gran cantidad de sitios turísticos y diferentes lugares para ver, dentro del que destaca por su gran cantidad de atractivos la Isla de los Museos.
Galería

Otro es el Museo Nuevo, que fue completado en 1859 de acuerdo con los planes de August Stüler, un estudiante de Schinkel. Quedó casi destruido durante la segunda guerra mundial (sólo quedaron algunas de las paredes exteriores) y en el año 2009 se completó su recuperación conservando los restos del antiguo edificio y respetando la estructura del mismo.

El arquitecto encargado de rehacer y reconstruir el edifico fue David Chipperfield y se gastaron unos 292 millones de euros. En este emplazamiento se exhibirán, como antes de la guerra, las colecciones egipcias y prehistóricas, entre ellas el afamado busto de Nefertiti.

La Galería Nacional Antigua, el Kaiser-Friedrich-Museum y el Museo de Pérgamo son los otros tres que completan la selección de cinco. El primero se acabó en 1876, también de acuerdo a los diseños de August Stüler, para albergar una colección de arte del siglo XIX donada por el banquero Joachim H. W. Wagener.

En tanto, el Kaiser alberga las colecciones de escultura y arte de la tardo-antigüedad y bizantino; y el de Pérgamo guarda en su interior a tamaño original, reconstruidos, construcciones tales como el altar de Pérgamo, la Puerta de Ishtar de Babilonia y la puerta del mercado de Mileto, formados por partes tomadas de las excavaciones originarias.

Booking.com